FuckBook

Los Nuevos Follamigos están en alza!

Mi Nick es Pablita69 y busco Nuevo follamigo. Me puse ese nick pues parezco mexicana, mas realmente soy de Madrileña.
Viajo por España bastante debido a mi trabajo, con lo que cuando termino y me toca irme al hotel siempre y en todo momento prefiero hacerlo acompañada de un nuevo follamigo que me entretenga y disfrute conmigo cumpliendo fantasías.
Verdaderamente no me importa mucho el físico, mas si que son esenciales múltiples cosas…

Busco un hombre caballeroso, que sepa tratar bien a una mujer, y para eso da lo mismo la edad que tengas, asimismo me agrada la discreción, al serlo puedo quedar tanto con chicos solteros como comprometidos o bien casados. Asimismo es fundamental la higiene. No te pediré que vengas plenamente depilado, mas si mi nuevo follamigo llega oliendo bien, probablemente esté más predispuesta a desinhibirme.
Ojo, no soy una guarra ni una puta, con lo que no deseo que me trates de esta manera, no me agradan los hombres que van de listos, solo buen rollo y diversión!
Os dejo mi fotografía por si acaso os resulta interesante, entonces podéis hacer clic en ella para entrar a mi weblog.

Solo necesito alguien que me arregle. Por el hecho de que en ocasiones las noches dan temor. Pierdes el equilibrio y da vértigo irse a la cama.

Cada 6 meses, aproximadamente, me miro al espéculo y no me reconozco. No sé quién soy y solo soy capaz de mirarme en las fotografías. Las fotografías son siempre y en todo momento el pasado, si bien hayan sido tomadas hace un instante. No obstante, en el espéculo hay alguien que me devuelve la mirada desde el otro lado, de forma presente, instantánea. ¿Y si no me gusto? ¿Y si deseo mudar algo? ¿Y si descubro de pronto la huella del tiempo? Me lavo los dientes mirando la pila del baño y de esta manera voy, eludiendo a ese señor al otro lado hasta el momento en que poquito a poco me marcho relajando, recomponiéndome, y un buen día me distraigo y me llevo una sorpresa al mirarme. Entonces sonrío al meditar lo imbécil que soy.

¿Por qué razón esta fobia semestral? ¿Pues estoy locatis y escribo en Sesión Loba? Asimismo. Mas alguna vez es posible que fuera pues andara buscando alguien en quien mirarme; alguien que fuera capaz de llenarme el orificio del estómago y ya no tenerle temor a los espéculos, jamás más. Irte a la cama y olfatear un perfume tranquilizador. Mas, ¿verdaderamente necesito que alguien repare la imagen rota de mi espéculo?¿Por qué razón tiene absolutamente nadie que conllevar con la responsabilidad de arreglarme? Primero que nada y ante todo, si tuviese todas y cada una mis cosas en orden y en su lugar, sería un aburrimiento. Segundo, si pensamos que existe nuestra otra mitad, siempre y en todo momento estaremos incompletos. Tercero, y no menos esencial, si creemos en los cuentos de hadas, siempre y en toda circunstancia vamos a correr el peligro de fallecer envenenados con nuestro desencanto. De ahí que que deseo proponer un planeta nuevo que tal vez quien me lea aún no haya explorado. Quizás ni . ¿Por prejuicios?¿Por temor?¿Por qué razón se ? Que sé . Persuadido estoy querido lector de que puedes meditar en alguien que te atraiga, que conozcas de hace ya tiempo y con quien hayas tenido “tus instantes”. Te ha pasado que os quedáis solos los 2 y sin inconveniente os emborracháis juntos sin precisar tener a absolutamente nadie más. Habéis hablado de casaros si estáis solteros a los cuarenta. Es más, hicisteis manitas bajo la mesa, tal como quien no desea la cosa y jamás lo habéis comentado. Sientes que te agrada esa muchacha y tú a probablemente no le disgustes. Os lo pasáis bien. En verdad, cuando está cerca tiendes a procurarla, tu inercia te lleva a danzar con ella en vez de aproximarte a ignotas, por el hecho de que os comunicáis, os agradáis, existe química. O bien lo que sea eso. Y sabe hacerte danzar.

Ya imagino que jamás has intentado nada. Ni tan siquiera te lo has planteado, porque: se estropearía la amistad, sería incesto, por qué razón se … Escoger un nuevo camino jamás es simple en tanto que el de siempre y en todo momento te lo andas a ciegas y el nuevo da temor. No hacemos las cosas que deseamos hacer por temor, no por vagancia. Por temor irracional.

Supongamos que estás bailando con ella, te lo pasas excelente otra vez y se te acelera el pulso al rememorar aquel artículo que leíste hace poco que afirmaba que el sexo entre amigos no es una mala idea. Escuchas una voz que te conseja: bésala. Piensas, pese a la cerveza y la cazalla. La cabeza te zumba: no soy suficientemente atrayente, somos amigos y se puede fastidiar el buen rollo que tenemos, sería extraño, no le gusto, soy considerablemente mayor que , por mucho que lo intento la tortilla de patata no me sale bien, con lo fácil que es. La cabeza no parará, y lo sabes. Conque decide no hacerle caso y atreverte. Atrévete-té, salte del armario. Un alto porcentaje de tu atrayente es tu actitud, estás soltero, estás vivo, la edad no tiene antídoto y sí le agradas lo que sucede es que no procuraría jamás nada por el hecho de que sois amigos. “¿Si te beso me das una hostia?” A kiss with a fist is better than none. Y que le jodan a la tortilla de patata. Si no te rechaza, esto es como el alcohol, ya os arrepentiréis mañana.

¿Y ahora? Puesto que que ya no hay vuelta atrás. Si os habéis recostado te has metido en un terreno pantanoso. Ese en el que algún torpe aventurero se mete y alguien desde fuera le chilla acercándole un palo: ¡no te resistas, no luches o bien te vas a hundir más!. Estás en caída libre y te marchas a machacar contra el suelo, mas que eso no te impida gozar de la sensación de volar. Puedes gozar de esos instantes en que os confesáis por vez primera cuando te pusiste receloso por el hecho de que, cuando pensó en decirte que, en aquella noche en la que hicísteis aquello. Ahora es el instante en el que no sabes realmente bien exactamente en qué situación os halláis, te ha molado, te lo pasas teta y deseas reiterar. Evidente. Puesto que llegaré tal vez demasiado lejos con esta afirmación: no hay porqué padecer. Olvidémonos ya de (quinientos) Days of Summer. No hay porqué pasarlo mal. Dejémonos de senti-mentalismos por un tiempo y volvamos a lo de gozar, de la caída. Y del cada día.

Si piensas muy con seriedad en que la vida está para eso: disfrutarla; el próximo pensamiento habría de ser este: ¿y por qué razón no?

El inconveniente de bastante gente que busca pareja es que se sienten incompletos; lo que acarrea el sentimiento de falta, la absoluta dicha del encuentro y el dramón de la pérdida. No me apetece hacer un decálogo sobre qué reglas continuar a fin de que el sexo entre amigos no sea una mala idea, mas deseo y puedo reivindicar que otra relación es posible. Una relación que esté basada en:

– Una confianza que ya está trabajada por adelantado. Os conocéis y sabéis de qué forma pensáis; de qué palo vais y de qué pie cojeáis. Es el contexto idóneo para que haya una honestidad brutal, que bien llevada puede resultar muy eficaz como antídoto contra el desengaño.

– La satisfacción del placer sexual sin precisar confundir apego con obligación. La llamada del ahorro a las 5:00 de la mañana una noche turbia siempre y en todo momento es bienvenida.

– Una entendimiento tolerante. No te hace falta venderte ni debes soportar que te vendan humo. Acá no hay conquista, ya estáis conquistados. Esto desea decir que os podéis contar, con determinado tacto, lo que sentís y precisáis en todos y cada instante, apelando a vuestra condición esencial de amistad. Pues ya antes que amantes sois amigos.

– No sobrentender, ni lamentar, ni depender. Ni ponerse (esencial) nombres repelentes.

– Matar a polvos el agobio, la tristeza sin razón y la ansiedad por el futuro, y la inquietud en el presente. Como se afirma en Elegy: “nos vengamos de todo lo malo que nos ha pasado toda vez que hacemos el amor”

– El sexo. Os podéis entretener y entregar brida suelta, si os dejáis llevar y aprovecháis la situación para hacer las cosas de forma diferente a como lo haríais en una relación romántica.

– El acá y ahora, hacer del instante lo que es, algo inigualable, por el hecho de que de manera perfecta puede ser la última vez que decidáis gozar de vuestros hermosos cuerpos.

– En la amedrentad. Una amedrentad segrega y excitante. Nadar en las profundidades del otro puede llevaros a otro nivel. Esto os va a hacer más próximos, lo que os puede llevar a fortalecer la amistad en el tiempo o bien, en el peor caso, que decidáis ser pareja formal.

– Desamparar el sentimiento de culpabilidad o bien de arrepentimiento pues no hacéis nada malo, ni engañando a absolutamente nadie. El sexo sin compromiso alguno mola, ese es mi alegato, mas es mejor con gente famosa.

– No demandarse nada, las palabras sobran. Puedes sostener tu independencia, tu espacio, continuar conociendo gente mientras que te diviertes. Si al final sales perjudicado, que es lo que temías, no haber jugado.

Puede sonar frívolo o bien muy moderno; bien es verdad que ciertos nos enamoramos como Calistos y otras como Julietas, mas creo que es un reto esencial el intentar no caminar siempre y en todo momento por ahí como depravados buscando las medidas idóneas para hacer cuchara. Esa cosa llamada el amor de tu vida no existe. Existe el amor. Y existe tu vida. Es más esencial aprender a quererse uno mismo ya antes de ser un romántico sin antídoto. Aprender a quererse uno mismo tanto que sepas que vas a morir en paz. A quererte tanto que tu semblante sea la luz que precises cada mañana. Conquistarse a sí mismo ya antes de mandar wassaps de desesperación. Yo podría dormir apacible por las noches dejando la puerta abierta por si acaso alguien quisiese colarse en mi cama y ungirme la almohada con su perfume. Le afirmaría en mi duermevela que no me hace falta absolutamente nadie mas que puede quedarse. Que me complace su compañía.

ollamigos… un tema espinoso. ¿De qué manera puedes una tener una relación íntima habitual y no echar de menos a esa persona? ¿Y de qué manera se hace para no sentir la necesidad de exclusividad sobre ella? Puesto que parece que hay personas que no tienen ningún inconveniente con este tema. Prefieren tener múltiples follamigas que una pareja, con el peligro de enfermedades de transmisión sexual que esto acarrea. Tal vez de esta forma se lo pasen mejor, mudando de una a otra, y eviten abrir su más profundo al resto del planeta. Es posible que estén en una temporada en la que no desean compromisos, o bien quizá tengan temor a tenerlos. El juego de la conquista y la caza, la adrenalina asegurada. Eso sí, nada de enseñar sentimientos ni de broma. Palabras o bien expresiones cariñosas, cero. Sexo al máximo sin implicaciones. Y nada de presentarla en sociedad, ni colgar fotografías de ella en páginas sociales. Me ha venido a la psique el libro de Aldous Huxley, Un Planeta Feliz, donde estaba prohibido tener relaciones únicamente con una persona, ni tener nudos cariñosos con ella o bien enamorarse. El que lo hacía era considerado como un bicho extraño. Todos podían, y debían, tener relaciones promiscuas.

Muchos no soportan esa situación a lo largo de más de un año , sobre todo las mujeres. La prueba de ello es que solo el veintiseis por ciento prosiguen siendo follamigas tras este tiempo. (El Planeta).

Me cuesta opinar que una persona que ha funcionado de este modo a lo largo de una gran parte de su vida sea capaz de establecer una relación estable con absolutamente nadie, mas bueno, es su elección, y si se siente feliz de esta forma, allí .

Follamigos según Alguna navegante:

Si un follamigo te llama es para lo que es, y una vez te acuestas con él, no volverá a llamar hasta el momento en que le pique, lo que es un serio problema si te pica más frecuentemente, por el hecho de que corres el peligro de verte como agobiada mandando mensajitos absurdos y sintiéndote una hostigadora. Mi consejo es, hazte con un buen vibrador y mastúrbate hasta el momento en que le dé por aparecer, y claro si te brota la ocasión de tirarte a otro, no la dejes escapar, lo bueno de los follamigos es que no requieren exclusividad.

NUNCA te enamores de tu follamigo, o bien te va a tocar tener que procurarte otro, por el hecho de que va a salir huyendo como ánima que lleva el demonio.

Asimismo está bien este otro weblog sobre el tema:

Es fabuloso contar con ellos, no aguardan compromiso, no te montan un pollo si un día no deseas quedar y no debes planear las vacaciones pensando en si les agradará el destino. Y esa es la una gran diferencia con una pareja formal, que no hay ataduras ni obligaciones de satisfacer a la otra persona en el día tras día.

Creo que el secreto del éxito se encuentra en la carencia de romanticismo entre los 2.

Debe haber una complicidad y una atracción por las dos partes que se equilibre con la ausencia de sentimientos que nos lleva a apreciar tener a la otra persona de forma exclusiva.

Follamigos…es un tema complicado… además del enganche sexual, que puede suceder. No hay nada peor que estar enganchado sexualmente a una pareja, si bien esta sea temporal y puramente sexual… Ese placer que sientes toda vez que echáis un polvo se transforma en una droga de dura superación… y no poder hacerlo de progresivo y en exclusiva es una tortura…

La amistad entre un hombre y una mujer cuando llega a su expresión máxima de confianza y agrega un toque de atracción física, lleva en muchas ocasiones a proponer una relación de pareja muy habitual en nuestros días: los amigos con derecho a roce o bien follamigos. Hay otras variables que influyen en el momento de iniciar este género de encuentros físicos pues el primer contacto sexual acostumbra a ser de forma frecuente producto de una coincidencia entre la situación de soltería de los dos y las conversaciones sobre la necesidad de satisfacción sexual en la que se hallan cuando su grado de amistad ha llegado a un punto perfecto y pueden permitirse no pelear (o bien padecer) por la continuidad y la demanda que supone un noviazgo.

Sea como sea el motivo del inicio de esta clase de relaciones, muy pocas veces no es valorada por los dos miembros como algo entretenido y sin ningún compromiso de estabilidad o bien lealtad que les sirve a los 2 para pasar un buen rato con alguien con el que después no haya malentendidos; se crea implícitamente una regla de “no enamorarse” para continuar siempre y en todo momento siendo amigos. Lejos de esta realidad, toda relación de follamigos tiende a provocar confusiones sentimentales a ciertos 2 implicados en algún instante de la trayectoria común. La sensibilidad con la que puede tratarse esta situación cuando el cerebro empieza a confundir la amistad y el amor debido a la satisfacción sexual conseguida y la confianza mantenida es parcialmente inestable en tanto que empiezan a surgir sentimientos enfrentados que son realmente difíciles de valorar objetivamente y, en un caso así, el amigo en el que te apoyabas para solucionar anteriormente este género de dudas, es el día de hoy quien te las provoca. En ese preciso instante, el implicado con dudas se halla en la disyuntiva de seleccionar entre 2 opciones: por una parte, romper el acuerdo tácito que se efectuó al empezar la relación de conservar la amistad por encima de todas las cosas y lanzarse a expresar claramente la propuesta de cambio en el género de relación, siempre y en todo momento existiendo la posibilidad de ser rechazado y acabar lo que ahora disfruta; por otro, ignorar los sentimientos que están brotando y bloquearlos para proseguir sosteniendo la relación de follamigos que por lo menos le ofrece placer y disfrute pese a que no es su único deseo y puede padecer en el proceso, en tanto que en su interior, el género de relación ya ha alterado.

follamigos abrazo En cualquier caso, las posibilidades son incontables debido a que cuando empiezan las dudas, no se conoce la situación en la que se halla el otro miembro salvo que preguntemos y tememos conseguir un resultado destructor si lo hacemos. En el próximo artículo, charlaré de otras opciones a las que puede llevar el sexo amistoso y de de qué manera gozarlas sea como sea el resultado, teniendo siempre y en todo momento en cuenta que la amistad es un arma de doble filo en situaciones como esta y que puede provocar tanto placer como sufrimiento.

Por esta razón, si te animas a empezar una relación de este tipo: goza de la trayectoria de la relación y valora la posibilidad del cambio de sentimientos, tras todo, podríais coincidir en el instante del cambio y ser felices, ¿no?

Se puso tan de tendencia el ser amigos con derecho a roce, que hasta ideamos una forma nueva de llamarnos: Follamigos.
Los follamigos son esas personas con quienes tienes cierta confianza y con las que sostienes relaciones íntimas mas a quienes no prometes lealtad ni (se supone) amas.
Si miramos atrás en el tiempo, recordaremos que a lo largo de años se nos ha inculcado que para poder tener relaciones debía existir un sentimiento entre los dos, un tiempo de “Relación” y que si te acostabas con uno “Muy pronto” eras una mujer cualquiera-simple, mas para suerte nuestra, esa temporada ya pasó (si bien prosigo encontrándome con gente que rechaza estas relaciones)
Estar en pareja es fantástico, mas estar soltero asimismo.
Hemos ahogado esa “Pena” que nos inculcaban a quedarnos”Tristes y solos” y en nuestros días existen hasta colectivos de personas que han asumido la soltería como medio de vida. Sin ataduras. Sin pareja. Sin compromisos. Gozar de la vida y el sexo con quien se quiera, sin pérdidas de independencia, libertad o bien barreras sexuales (como la que la lealtad implica)
Poder decidir de qué manera,cuándo y con quien se practica sexo es el beneficio de ser “Soltero” y haber adquirido ese término de “Follamigo” pues no todos admitimos esa condición de estar abiertos al disfrute sin importar un mínimo lo que dicte el corazón, y ese es verdaderamente el inconveniente, el fallo de los “Follamigos” y es que enamorarse…No entra en el plan.
SI te has recostado con tu amigo una noche y te ha follado tan bien que deseas reiterar, ponlo en la lista de “Posibles follamigos” mas no en la de “Marido y padre de tus hijos” si bien sea cautivador, muy guapo y tenga la poya del mismísimo demonio, pues puede terminar con todos esos buenos ratos que podrías vivir tanto como amigos como amantes.

Normas para los Follamigos Nuevos

Os dejo unas “Normas” de cosecha propia para tener un follamigo y que salga bien. Apuntadlas, y ponerlas en empleo, a fin de que todo vaya sobre orgasmos…

1º NO existen los celos. Acepta que no tiene un compromiso de nada contigo, solo folláis, no desees que te lleve a cenar a su casa en nochebuena o bien que te presente a su madre. Es una relación libre donde se pueden tener múltiples relaciones al tiempo.

2ºUn follamigo te atrae, te pone, te agrada mas NO ha de ser una persona con cualidades de las que te puedas enamorar. Compartís sexo, solamente.

3ºNO te metas en su vida. NO eres la novia ni muchísimo menos su madre. Puede y hace lo que le da la real gana, igual que tu.
4ºSi le afirmas de quedar y no responde al whatsapp, al privado o bien la llamada, está ocupado ese día para ti, no solicites explicaciones ni entres en cólera. Otro día puede sucederte a ti.

5º Se prohiben los te quiero, te echo de menos, dime que me amas etcétera Para pasar de nivel has de estar segura de que siente lo mismo y de que ESO sea lo que verdaderamente desees, sino más bien probablemente se acabe la relación.

6º Puedes romper esa “Relación sexual” en cualquier instante. Si ya no deseas verlo es suficiente con parar de llamar o bien quedar.

7ºUTILIZA SIEMPRE PRESERVATIVO. Pues evitaras las ETS aparte del embarazo,y al no existir ese acuerdo de lealtad, el día de hoy puede estar contigo y mañana con Manuela, que ni la conoce ni sabe que tiene cándidas, y que al final por desinformación las cojas tu o bien a la inversa

8ºNO dejes que tome el mando y se transforme en una pareja sin TU quererlo.

9ºLo ideal es que los dos seáis solteros, si bien existen personas en pareja que tienen follamig@s por su parte. En ti está admitir esto o bien no.

10º DISFRUTA y no permitas que absolutamente nadie te juzgue. Pues sexo y amor son divisiones posibles. Pues tu instinto te llama asimismo, y por el hecho de que vivir en totalidad las relaciones íntimas y hacer cuanto quieras con tu cuerpo, te va a dar una libertad de la que pocos disfrutan.

Y si todavía tienes dudas, el cine nos lo ha puesto simple, desde “Cuando Harry halló a Sally” a “Amigos con derechos” pasando por la triunfante serie “Sexo en Nueva York” donde Samantha es un caso de libertad sexual total, y de esta forma vas a poder revisar los beneficios y desventajas de este género de relaciones .

Y recuerda:
El sexo no tiene porqué acabar con una amistad. Un helado sabe mucho mejor si le pones nata, chocolate caliente y hasta virutas de chocolate ¿Por qué razón conformarte con un simple cucurucho pudiendo comerte una copa de helado? Lo mismo pasa con la amistad ?

¿NOS HACEMOS FOLLAMIGOS?

Me hace mucha gracia, me parto y me mondo con el neologismo follamigo, vamos el amigo con derecho a roce de siempre que se empleaba en los noventa.

Un follamigo es esencialmente un amigo/colega con el que se practica sexo sin ningún compromiso. Punto pelota. Hasta acá está claro. Claro no, muy, muy claro.

Semeja simple ¿verdad? Puesto que no lo es.

Hete aquí el conocido contratito sobre los follamigos que bulle en internet. Para los que no estéis familiarizados con el planeta de la follamistad, esencialmente viene a establecer los derechos y obligaciones de las partes. Leed, leed, puesto que el saber no ocupa sitio.

¿Qué os semeja? Yo me río por no plañir, si bien imagino que a más de 1 le agradaría que la vecina, el de la tienda de enfrente, el primo de su amiga, la amiga de la novia de su mejor amigo le firmase el mentado contratito. ¿Un chollo no?

Mas querid@s lector@s, las cosas no son lo que semejan. Le he mostrado el follacontrato a mi hermana, que es letrada y de las buenas, y entre otras muchas cosas me señala que hay vacíos legales, supuestos futuribles sobre los que no hay control alguno, faltan cláusulas, etc… No voy a deciros por donde me paso este contrato y cada una de sus clausulas. De todas y cada una maneras, esto es como cualquier ley, regla o bien contrato, está para transgredirlo. Qué bien sienta un tanto de Wild Side algunas veces.

¿POR QUÉ FOLLAMIGO, POR QUÉ?

uno Eres solter@: No tienes pareja estable, verdaderamente ni estable ni inestable, de manera directa no tienes pareja. A menos que seas un pillador nato, una rompecorazones, un crack del ligue, una inacabable castigadora y también voraz devora hombres (que es mi caso), probablemente vas a pasar más de 3, 4 o bien más fines de semana, en el peor caso, meses, sin compartir cama con alguien del sexo opuesto o bien de tu mismo sexo. Tu cada día como solter@ lo llevas con genial maestría, estás orgulloso de tu refulgente soltería. Mas ¡uy!, cuando llega el fin de semana, la noche, cuando todos y cada uno de los gatos son pardos, ese ansiado y deseadísimo Friday o bien Saturday night, eso es ya otro cantar. Ya no te hace tanta gracia ser el soltero o bien la soltera de oro. Entre otras muchas cosas, no eres Tony Manero!

dos. Un calentón que deseas apagar: Esa noche sales pensando que de esa noche no pasa, que el día de hoy coges fijo. Quedas con tus amigas, con tus colegas, dispuest@ a triunfar como la Coca Cola. Como un@ estrateg@ del coja recorres el garito con tu mirada felina y el radar coge pedazo activado. Los 4 puntos cardinales controlados, una puti vuelta en el caso de ellas, una ronda guarra en el caso de ellos para hacer una prospección del terreno, tanteando el garito, viendo tus posibilidades y examinando a la competencia, buscando si eres el tipo más atrayente del bar. Un DAFO en toda regla.

Una vez decidido la meta, procuras coger con es@ en quien has puesto el ojo y la bala, los tanques y la US Army al completo. Pa fuera telarañas que de esta noche NOOOOO pasa. Por desgracia, y de nuevo, tu objetivo en cuestión pasa de ti. Un chupito, otra copa, otro baile, procuras estirar la noche. Pasan las horas y ves que tu objetivo está poco a poco más lejos, se ha decantado por otr@ o bien ha descuidado el garito. Huele a desgracia, a proseguir pasando la mano por la pared, ano coger ni un resfriado, a no comerte ni un colín. Suma un día más a tu muy triste y misérrima vida sexual.

tres. Tus hormonas comienzan a traicionarte y tu calentón es cada vez más intenso y evidente…y el maldito reloj marca las 7 de la mañana. Que ligues ahora es efectivamente Misión imposible. Es una hora clave, a esas horas tienes 2 opciones. La primera es continuar intentándolo. Probablemente tu estado etílico va a ser notable y tu estado físico, mental y verbal lamentables, a lo que se aúna que tu capacidad de resolución sexual probablemente sea del mismo modo nula.

Estás en un estado de alarma, un estado de lugar, un SOS en toda regla. ¿Cuál es la segunda opción?

Una llamada picante, sugerente y disfrazada de ingenuidad, tal como quien no desea la cosa. Desesparad@ cruzas los dedos a fin de que tu follamigo escuche tu llamada de EMERGENCIA! ¡¡BINGO!! Descuelga el teléfono, y si ha corrido exactamente la misma suerte que , o bien mejor dicho exactamente la misma mala suerte, va a estar cien por ciento libre, y como un roto para un descosido, como Zipi y Zape, como Pin y Pon, como los amantes de Teruel os vais a ir dichosamente de la mano a la cama.

Teniendo presente la hora y tu/su/vuestro estado etílico, es muy posible que el polvo no sea lo que aguardabas, ni de lejos. Es más, es más que probable que el polvo sea deplorable, mas ¿quién afirmó que el sexo con un follamigo fuera perfecto?

¿HAPPY ENDING?

Nada es por siempre, y como cualquier otra relación, la relación con el follamigo siempre y en todo momento llega a su fin. Veamos las causas de tan angustioso drama:

uno.Uno se coge y el otro no: De vez en cuando vas a ser la víctima y otras el verdugo, mas siempre y en todo momento es una faena, por que en todo caso te quedas sin ese polvo con el que contabas con total seguridad en esas noches en las que tus hormonas te solicitan guerra y sexo y no hay ninguna persona más libre para saciarte. Mi consejo, uno de eso que no doy ni vendo por que para mí no tengo, es que en cuantico aparezca el mínimo síntoma de encoñamiento, pensamientos moñas, alelamiento, mariposas en el estómago, ganas de estar con el follamigo de turno alén de ese polvo maldito y otros instantes indecisos y titubeantes, véanse a) ¿Por qué razón no me llama?, b) ¿Y si le llamo ? Ante todo somos amigos, c) Deseas que te coja de la mano o bien abrazarle por qué razón sí, d) Proponerle ir una noche a cenar o bien ver la última de Woody Allen.

Amig@ de mi ánima y de mi corazón, esos son muy malas noticias. Me lo temía. ¡Te estás enamorando, te estás encoñando, te pillas de tu follamig@! Y ENAMORARSE es lo único que no está tolerado. Corta por lo sano, ya mismo, ahora.

dos. Nuevamente los contrincantes públicos N.º uno Cupido y su primo San Valentín. Entre los 2 se enamora o bien conoce a alguien singular, con el que aparte de sexo, desea compartir otras cosas. En un caso así, creo que más trágico que el primero, es un adiós terminante.

Un follamigo es un apaño, un torniquete, una solución temporal a tus calentones nocturnos, diurnos o bien del tipo que sean. Sacia tu hambre sexual en instantes muy puntuales, mas el follamigo es alguien con quien tienes clarísimo que NO deseas sostener ningún otro género de relación, por que simplemente esperas hallar a ALGUIEN MEJOR.

Y es que ser deseable físicamente, follable para ser más claros, no es exactamente lo mismo que ser afable, que no simpático, sino más bien querible. A un follamigo se le tiene cariño, afecto, se le quiere un huevo tío/tronco/tía/tronca como amigo que es, mas no hay solamente. De ahí al AMOR del bueno, ese que sale en las películas románticas, hay un buen recorrido.

tres. Entre los 2 se fatiga o bien los 2 termináis hasta el moño el uno del otro: Siendo el sexo el único vínculo, llega un instante que tu follamigo deja de ponerte o bien interesarte, o bien viceversa. Solo sexo, es lo que tiene, poquísimo vínculo a fin de que perviva en el tiempo. Los follamigos siempre y en toda circunstancia tienen data de caducidad, le le pese a quien le pese.

Dados estos 3 posibles endings la solución siempre y en todo momento es exactamente la misma, un clavo saca otro clavo, a follamigo fallecido, follamigo puesto. Lo esencial es que no dramatices, búscate uno nuevo y a vivir.

El follamigo NO es un GRAN AMOR, conque no veo preciso montar una escena a lo Lo Que El Viento se Llevo. La rotura con un follamigo se restringe a ni mandar ni responder mensajes, llamadas, whatsapps o bien borrarle del Fb. Si bien quizá suprimirle del Fb sea demasiado, igual tu ex- follamigo puede meditar que estás dolido, resentido o bien peor, ¿Enamorado? ¿Otra vez?

CONTRAINDICACIONES

No olvidemos las desventuras, contraindicaciones y putadillas múltiples que acostumbran a aparecer en forma de daños colaterales en una relación follamistosa.

De siempre, el roce hace el cariño. Los más románticos consideran que un polvo es un polvo, y 2 son ya una relación. Hay otros que aseveran que si se repite es por algo. Otros no obstante, los más prácticos, creen que el sexo es solo sexo, y por tanto un follamigo es solo un follamigo. Con independencia de las diferentes creencias, la única verdad es que 1 polvo es 1 polvo y 1 polvo + 1 polvo siempre y en todo momento van a ser dos, nada más y nada menos, ni menos ni más. Mas eso sí, a menos que se tengan las cosas clarísimas, seas una femme fatale o bien un tipo duro, insisto, el roce hace el cariño.

Exactamente el mismo fragancia, exactamente la misma voz, el sabor de siempre y en todo momento, la piel de siempre y en toda circunstancia, exactamente los mismos brazos, la confianza pueden mentir a tu cerebro, implicarte más de la cuenta y hacer que te montes tu película de ciencia ficción. En las relaciones follamistosas no hay domingos por la tarde, y si los hay no son como te imaginabas o bien desearías, no hay paseítos cogidos de la mano, no hay planes de sofá, manta viendo alguna película inmerecidamente olvidada de Billy Wilder, no hay besos ni cariñitos. JUST SEX.

Como mucho, fumáis el cigarro a medias…, eso no se le puede negar ni a tu mas oponente. Mas si eres de los que desea algo más, tal vez sea mejor que lo pienses ya antes de lanzarte al excitante y peligroso planeta de las follamistades.

Hete aquí un test (in English) para saber si estas preparado O bien no para tener un@ follamig@o, ser un follamigo ejemplar y no fallecer en el intento.

¿Estás dispuesto para tener un follamigo?

LA EXCEPCION QUE CONFIRMA LA REGLA

Puede acontecer, si bien en el menor de los casos, que sorprendente y pese a que los 2 lo tengan clarísimo, una relación follamistosa evolucione cara una relación. Torres muy, muy altas he visto caer, genuinos bloques de hielo que negaban sentimiento alguno cara su follamigo, y que por arte de birlibirloque han caído fulminantes en las temidas redes de cupido y ahora festejan el día de los enamorados con flores, cena y toda la parafernalia.

Me despido con esta frase:

No afirmes de esta agua no tomaré o bien este sacerdote no es mi padre o bien esta polla no me cabe.

Continuará…

¡Feliz Sexo!

Resumen
Fecha
Review
Nuevo Follamigo, a qué estás esperando para ir a la caza de un follamigo
Puntuación
5
FuckBook

DEJA UN COMENTARIO!


Envíame un e-mail cuando alguien escriba una respuesta nueva a mi comentario

Envíame un e-mail cuando alguien deje un comentario nuevo